Después de 7 años de la tragedia de Mocoa, el Gobierno de Iván Duque solo entregó 12 de las 109 viviendas prometidas

Siete años después de la tragedia de Mocoa, la reconstrucción sigue estancada. Solo 12 de las 909 viviendas prometidas han sido entregadas, mientras la comunidad enfrenta falta de infraestructura básica y negligencia gubernamental.

El dolor y la desolación persisten en Mocoa, Putumayo, a siete años de la fatídica avalancha que cobró la vida de más de 320 personas y dejó a miles de damnificados. Las palabras del alcalde Carlos Piedrahita reflejan una realidad desoladora: la reconstrucción prometida sigue siendo una ilusión lejana, mientras los habitantes de la región luchan por sobrevivir en medio de la negligencia y el abandono.

Le puede interesar: ¡Indignante! No aparecen 12 billones de pesos que fueron girados por el Gobierno a las EPS

Le puede interesar: Por presunta corrupción en contratos entregados a amigos y políticos, es denunciada la Procuradora Margarita Cabello

Carlos Carrillo, director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), cuestionó la falta de avances en la entrega de viviendas. A pesar de las enormes inversiones destinadas, apenas se han entregado 12 de las 909 viviendas prometidas en Sauces II después de 7 años de la tragedia. Más de 20 mil millones de pesos parecen haberse evaporado en un mar de corrupción e ineficiencia. Incluso el mismo Director Carlos Carrillo cuestionó: ¿Cómo es posible que el incumplimiento haya pasado desapercibido para las autoridades?

El alcalde Piedrahita señaló la inoperancia de los gobiernos anteriores, que fue encabezado por Iván Duque. A pesar de las preocupaciones expresadas desde los primeros días de su mandato, la situación no ha mejorado. En lugar de casas dignas, lo que persiste en Mocoa son ruinas y desesperanza.

En diálogo con W Fin de Semana, el alcalde expresó su esperanza de que el nuevo director de la UNGRD, Carlos Carrillo, pueda finalmente encauzar la reconstrucción y brindar el apoyo tan necesario para la comunidad. Sin embargo, la realidad es desoladora: siete años después de la tragedia, Mocoa sigue sin viviendas adecuadas ni infraestructuras básicas como acueducto. El sistema de alertas tempranas, vital para la seguridad de la población, está fuera de funcionamiento desde 2021.

El anuncio del megacolegio en 2023, que terminó inundado poco después de su construcción, es solo una muestra más de la incompetencia y la falta de responsabilidad de las autoridades. Mientras tanto, los contratistas locales enfrentan dificultades económicas, exacerbando la crisis en la región.

La construcción de 900 casas urbanas está estancada, mientras las viviendas existentes se deterioran sin atención prioritaria ni rápida por parte de la UNGRD. La promesa de reconstrucción se ha convertido en una burla para los habitantes de Mocoa, quienes continúan viviendo una tragedia recurrente.

En este sombrío panorama, la comunidad de Mocoa no tiene nada que celebrar. Más que un aniversario, este día sirve para recordar los años de sufrimiento y abandono. Es hora de que las autoridades asuman su responsabilidad y actúen con celeridad para brindar el apoyo necesario a una población que ha sufrido más de lo imaginable.

4 comentarios

  1. I truly relished the effort you’ve put in here. The sketch is stylish, your authored material chic, however, you seem to have developed some anxiety about what you intend to deliver subsequently. Assuredly, I will revisit more regularly, akin to I have nearly all the time, in the event you maintain this rise.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Éste sitio web usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de cookies