El ‘Clásico’ se vistió de blanco.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Foto Twitter @LaLiga

En una nueva edición del Barcelona-Real Madrid el equipo merengue se hizo con la victoria.

Esten quienes estén, este partido sigue siendo uno de los llamativos del mundo y sigue captando la atención de millones de aficionados. Sin embargo, el encuentro de hoy tenia un ingrediente particular, la mala forma que habían mostrado los dos equipos en la jornada anterior de La Liga Santander en la que ambas escuadras cayeron por la mínima en sus respectivos duelos.

Adicionalmente, se venia rumorando a lo largo de la semana que el puesto de Zinedine Zidane en el banquillo del Real Madrid estaba peligrando debido a sus malas actuaciones, especialmente la del pasado miércoles, en la que cayo 2-3 ante el Shaktar Donnest por la primera fecha de la UEFA Champions League.

No obstante, cuando empezó el partido los dirigidos por el exfutbolista francés se mostraron solidos y lograron ponerse en ventaja a los 5 minutos de juego, luego de que, en una transición rápida, Karim Benzema, habilitara con un pase filtrado al uruguayo Federico Valverde para que pusiera el 1-0 en el marcador para los visitantes.

Pero el Barcelona reaccionaria rápidamente y tras un pase de Messi que habilitó en la banda a Jordi Alba para que el lateral mandará un centro raso al área que capitalizaría Ansu Fati para darle el empate transitorio a los locales 3 minutos después del gol conseguido por ‘la casa blanca’.

Luego de las dos anotaciones tempraneras el partido se equilibró un poco, con más protagonismo para los Blaugranas, pero bien contenido por el Madrid. Con el 1-1 en el tanteador se irían al descanso.

Ya para la segunda mitad la dinámica el partido se mantendría igual, más posesión para el Barcelona y más transiciones rápidas para el Real. Hasta que al minuto 60 una sujeción de Clément Lenglet sobre Sergio Ramos sería cobrada como penal, y de esa manera el capitán de los blancos pondría nuevamente a los visitantes 2-1.

En la parte final del encuentro y con el marcador en contra, Ronald Koeman se vio obligado a volcar a su equipo al ataque e hizo modificaciones que desequilibraron al Barcelona, lo cual aprovecho el Madrid para liquidar el encuentro en una contra de Rodrygo que terminaría en un rebote dado por Neto que finalizaría Luka Modrić para dejar el marcador 3-1 en favor del actual campeón de la liga.

Con esta victoria el Real Madrid llega a 13 puntos y se pone a la cabeza de la tabla de posiciones mientras que el Barcelona se queda en la décima casilla con 7 puntos, pero con dos partidos menos.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Éste sitio web usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de cookies